¿QUÉ ES CIDD?

CIDD

El acrónimo CIDD resulta de la conjugación de cuatro palabras clave para el actual desarrollo de la práctica docente: Cuaderno Interactivo Digital Docente. Se trata de un cuaderno hecho por docentes para docentes que persigue, desde la experiencia y el trabajo del día a día en el aula, facilitar el trabajo, optimizar recursos y homogeneizar protocolos de actuación en numerosas actividades comunes y rutinarias en todos los cuerpos de la enseñanza.
Somos conscientes de la existencia de muchos y muy buenos cuadernos docentes, pero CIDD va un paso más allá y pretende, no sólo hacer del cuaderno una herramienta para el control y evaluación del alumnado, sino además convertirlo en un banco de recursos y fichas digitales para ser usadas en todo ese campo burocratizado de la enseñanza que en tantas ocasiones nos resulta tedioso y poco atractivo.

A través de diferentes modelos de fichas, muchas de ellas a cumplimentar a través de un simple proceso de marcado, el docente encontrará rápidamente un modelo que le ayude a programar sus actividades diarias, a desarrollar su programación por unidades, a elaborar planes de trabajo para la inmensa variedad del alumnado o gestionar, autosumar y obtener de una manera rápida y eficaz notas de trimestre o resultados finales tanto para la enseñanza secundaria como para la etapa de infantil y primaria.

La propia experiencia de los autores de esta herramienta demuestra que en muchas ocasiones el docente no tiene tiempo para controlar todas estas variables burocráticas que la administración le puede y le debe exigir y, o bien quedan al descubierto o bien quedan desarrolladas de manera incompleta o poco eficaz.

La doble vertiente de CIDD, tanto en su versión digital como en su versión imprimible permitirá al docente tener en una sola aplicación no sólo la posibilidad de gestionar el diario de notas, calificaciones y evaluaciones del alumnado, como en cualquier otro cuaderno, sino además tener acceso a todos estos documentos de consulta, de manera rápida y casi intuitiva, haciendo que la burocracia asociada a nuestro sistema educativo o a cualquier otro deje de ser tedioso o molesto y se traduzca en un solo click de ratón o un pequeño toque de Tablet.

Como cualquier docente, a comienzos de curso, necesitaremos elaborar nuestro cuaderno de trabajo diario. Pero ahora CIDD te ayudará a tener siempre un mismo formato con el que te familiarizarás rápidamente y te ayudará a hacer esta tarea de manera mucho más rápida; te ayudará a tener un gran banco de documentos homogeneizados y te permitirá, dedicando apenas unas horas a comienzos del curso, tener todas las variables de control del alumnado y de papeleo perfectamente controladas y preparadas para ir rellenando y completando periódicamente de una manera rápida y básica.

CIDD es por lo tanto, un paso más allá en los cuadernos desarrollados para docentes que persigue la economía de esfuerzo y trabajo, la reducción de la incertidumbre en el aspecto burocrático y la tranquilidad de que todos aquellos aspectos más ásperos y menos didácticos también están cubiertos.

¿Quiénes han elaborado Cidd?

Como en cualquier otro proyecto, el resultado final siempre será mejor si aquellos que lo elaboran tienen contacto directo con la realidad para la cual trabajan. Una de las grandes ventajas de CIDD es que se trata de una herramienta hecha para docentes y elaborada por docentes. Esta circunstancia permite que todos los aspectos que han sido diseñados en el proyecto nazcan de la experiencia y de la necesidad real que cientos de profesores y maestros de diferentes especialidades y disciplinas ya han experimentado.

Los creadores de CIDD tienen como mínimo más de diez años de experiencia en la actividad docente y han vivido diferentes reformas del sistema educativo habiéndose adaptado a las numerosas transformaciones requeridas y actualizando continuamente sus conocimientos.

En la actualidad aquellos que han originado y desarrollado este proyecto continúan dedicándose a su actividad docente en diferentes ámbitos.

Como puede apreciarse CIDD surge inequívocamente del ámbito docente y ha sido elaborado por profesionales que conocen a la perfección las necesidades, los planteamientos y ambiente en el que se mueven maestros y profesores.

¿Por qué surge Cidd?

Dentro del trabajo diario del docente podemos distinguir dos grandes campos: por un lado el campo propiamente didáctico relacionado con la preparación de clases, actividades, exámenes y estrategias de enseñanza-aprendizaje; y por otro lado, el aspecto puramente burocrático y de desarrollo y preparación de documentación relativa a nuestra función como responsables de las distintas materias o compromisos dentro de un centro.

Dentro de la profesión docente somos muchos los que dedicamos la inmensa mayoría de nuestro tiempo al desarrollo y potenciación del primer campo descrito, la actividad didáctica, pero generalmente pocos los que dedican una parte importante de su tiempo a preparar el elemento burocrático. Pero este hecho descrito es algo totalmente lógico. Nuestra formación como maestros, en cualquiera de sus vertientes, o profesores especialistas en determinadas materias nos hace acercarnos con mayor tranquilidad y seguridad al trabajo didáctico, pues este es el verdaderamente vocacional y por lo que realmente esta profesión nos llamó la atención en su día y para aquello para lo que realmente nos formamos.

Sin embargo, todo lo relacionado con la burocracia nos resulta tedioso y poco atractivo desde el principio, lo cual hace que lo veamos con cierto recelo e incluso desidia e inseguridad, lo que puede acabar conduciendo a que nuestro trabajo no sea todo lo óptimo que debiera e incluso puede hacernos caer en la falta de documentos importantes, una tenencia errónea de los mismos o acabar recurriendo a documentos de urgencia, en ocasiones mal organizados y poco adecuados.

En esta línea de necesidad surgió CIDD. Los creadores de este cuaderno no sólo han pensado en esa parte académica y didáctica de la enseñanza, quizá la más agradecida y vocacional, sino en la parte burocrática y menos vistosa, pero igualmente necesaria de esta profesión.

Se trataría de reunir en una misma aplicación informática, con su también vertiente imprimible, todo lo mejor de un cuaderno de control y seguimiento del alumnado, junto con todos aquellos documentos absolutamente necesarios en nuestro día a día. Es decir, aquellos documentos que no son de obligada consulta diaria pero que si son necesarios tener siempre a mano y que incluso pueden ser susceptibles de ser requeridos por autoridades educativas como jefes de estudios, directores o inspectores de educación e incluso en ocasiones por los propios padres de alumnos que quieran profundizar en el conocimiento sobre la planificación, ordenación y gestión del proceso de enseñanza-aprendizaje del docente hacia el grupo-clase.

Con un solo golpe de click CIDD te permitirá tener toda la información y documentación necesaria, alejando la incertidumbre, el desorden o la falta de planificación, que en la inmensa mayoría de los casos no se produce por el desconocimiento o la incapacidad del docente para elaborar dichos trabajos, sino por la falta de tiempo, la falta de un modelo homogéneo o la falta de herramientas fáciles y accesibles que nos permitan tener esta función suficientemente cubierta.

Todo ello resume, en esencia, el origen del proyecto que ha acabado cristalizando en el nombre de CIDD. Es lógico que la solución de un problema la encuentre quien más experiencia tiene y quién más veces suele encontrarse con ese tipo de problema. Así, este cuaderno del docente ha sido elaborado por docentes con la vocación de ayudar y de resultar una herramienta útil en todos estos campos descritos que, en la mayoría de los casos, son ciertamente poco atractivos para el colectivo docente.

Si eres docente, ¿Por qué te interesa Cidd?

El control del alumnado es absolutamente imprescindible dentro de la actividad docente. Este control pasa por examinar todas las variables en el proceso de enseñanza-aprendizaje que nos conduzcan posteriormente a una nota numérica y una vigilancia del desarrollo y consecución de las competencias básicas.

En este trabajo de control y supervisión, una herramienta imprescindible es el cuaderno del profesor ya que te permite en todo momento acabar con la incertidumbre, el azar o la falta de planificación en el trabajo.
El colectivo docente está continuamente expuesto a un triple juicio: por un lado, la observación del alumnado que, como parte primordial interesada en el proceso, exige al docente un máximo control de sus tareas, trabajos, exámenes y lógicamente una buena planificación del trabajo a realizar. El alumno es el primero en detectar siempre si el docente domina su trabajo y tiene todo bajo control o no.

Por otro lado los padres, como elemento también primordialmente interesado pueden demandar en un momento determinado al docente explicaciones sobre su trabajo, planificación y control. Y esto no debe ser entendido como algo negativo, sino sólo como parte de una exigencia que el sistema educativo a través de los padres debe realizarnos. Ellos son, lógicamente por su mayor madurez frente a sus hijos-alumnos los que pueden demandar al docente una mayor información frente a programaciones, secuenciaciones, orden y control del alumnado y en ese caso, el docente siempre tiene que estar a la altura y demostrar que tiene todos y cada uno de los parámetros de su trabajo bajo control.

En última instancia, los órganos de organización y administración educativa, ya sea en su variante a nivel de centro o en la correspondiente a más altas administraciones (inspección, jefatura de inspección, coordinación…) también pueden demandar al docente explicaciones sobre su trabajo diario y sobre su manera de proceder. No es lo más habitual pero en ciertas ocasiones, bien por algún problema con alumnos o con padres o bien por motivos puramente rutinarios, la administración educativa pone a prueba nuestra capacidad organizativa y nuestro orden y control sobre el trabajo realizado. Algo que los docentes no solemos llevar especialmente bien y que nos preocupa porque siempre tenemos miedo a no tener todo perfectamente organizado.

Este triple juicio es el que marca el día a día del docente aunque por supuesto por delante de todo ello, y en una escala necesariamente superior, podría incluirse un cuarto nivel, el de la profesionalidad del docente. Este quizá, sea el aspecto más prioritario de todos cuantos aquí se han mencionado pues nadie mejor que uno mismo para evaluar y valorar su trabajo diario para sentirse o no plenamente satisfecho y tener la certeza absoluta de que lo que está haciendo lo está haciendo bien, con orden, con organización y con rigurosidad.

Pues bien, estos cuatro ámbitos, que podrían quedar resumidos en, “orden y organización” son los que quedan perfectamente cubiertos con CIDD. Esta herramienta te ayudará como docente a tener estos cuatros grandes ítems cubiertos y suficientemente asegurados. Su correcto uso te ayudará, con un mínimo esfuerzo diario, a que desde ningún ámbito que sea susceptible de juzgar o valorar tu trabajo se puedan hallar fisuras o el más mínimo vestigio de falta de orden y planificación. Con CIDD estarás tranquilo como docente y tu trabajo será digno de ser revisado por cualquiera que desde cualquier ámbito quiera, de manera oficial u oficiosa, revisarlo.

1. CIDD COMO HERRAMIENTA EN EL DÍA A DÍA DEL DOCENTE.

Alguna vez has llegado como docente a una reflexión como la siguiente: “sé que mi trabajo está bien hecho; trabajo a diario, planifico mis clases, llevo un buen control de mis alumnos… pero aun así tengo la sensación de que en algún momento podrían cuestionar mi profesionalidad si alguien revisara mi trabajo.”

Si nunca has pensado algo así, enhorabuena tu fe en ti mismo es admirable y desde luego eso es señal de que tu trabajo será realmente bueno. Si, como el 95% restante de los docentes sientes que hay algo que siempre puede haberse escapado y no estar plenamente a la altura de cualquier revisión o examen, tranquilo/a es algo absolutamente normal. Pero, ¿por qué ocurre eso? La profesión docente es, pese a lo que muchos puedan pensar, una actividad compleja. Exige un alto nivel de autogestión y autoadministración que a la vez debe revertir en unos óptimos resultados en el alumnado y a su vez mantener al colectivo de padres contentos o al menos tranquilos con esa capacidad tuya para liderar al grupo. A su vez, todo este juego de implicaciones acaba en la propia administración, que confía en que la prueba que te hizo pasar para ganarte tu plaza como docente fuese absolutamente acertada y estés a la altura para la función que en aquel momento se te encomendó.

Como podemos apreciar, se trata de múltiples variables, muchas aristas en un solo prisma que confluyen en la capacidad de autogestión y autocontrol por parte del docente. Esto te exige tener que dominar un gran campo de actuación y demasiados frentes para dominar.

Todo docente es especialista en un área, materia, etapa y curso. Te sientes tranquilo cuando preparas clases, cuando diseñas actividades de refuerzo o ampliación para tus alumnos, cuando adaptas contenidos o un examen para un alumno/a que lo necesita o cuando sobre la marcha tienes que desarrollar una explicación diferente porque lo que tenías planificado finalmente no está resultando como tú preveías. Es tu trabajo, te sientes feliz y forma parte de tu reto diario. Para eso estás ahí.
Pero qué ocurre cuando jefatura de estudios o el inspector te dice: “podría mostrarme usted el PTI que tiene diseñado para tal alumno…” o te dice “ha planificado usted convenientemente esta actividad extraescolar…” o qué tal esto otro “además de su programación general tiene usted convenientemente planificadas todas las unidades que ha venido desarrollando con objetivos, contenidos, competencias…”.

Ante cuestiones como estas el docente, por norma general, comienza a sentirse inseguro y la preocupación comienza a confundirle. A buen seguro se trata de un buen profesional, trabaja correctamente y pone empeño y pasión en su trabajo pero… todas las aristas son difíciles de controlar al mismo nivel. Se necesita una planificación no buena, mejor aún, excepcional, para que todas estas variables estén absolutamente controladas y poder así reducir al mínimo la incertidumbre en la planificación ante la presencia de una herramienta excepcional.

El Cuaderno Interactivo Digital Docente puede ayudarte a controlar todas estas variables o aristas y permitirte que te sientas igual de satisfecho y tranquilo con tu trabajo de campo como con tu trabajo burocrático.

A continuación exponemos algunas de las funciones que CIDD te permitirá tener cubiertas aunque no olvides que existe un CIDD para profesorado de secundaria, otro para maestros de primaria y otro para maestros especialistas de primaria, con lo cual, elige lo que más se adapta a tus necesidades y descubre por ti mismo que más cosas podría proporcionarte:

Calendario escolar
– Calendario de reuniones y horarios
– Registro de control de las Competencias Básicas
– Controles de asistencia del alumnado
– Planificación para actividades extraescolares
– Diario y registro de actividades
– Fichas personales del alumno
– Registro y control de hábitos de trabajo
– Programación de materias por unidades
– Programación semanal
– Planes de Trabajo Individual (PTI)
– Registros de información para tutores
– Registro y resumen de evaluación
– Registro de reuniones con familias
– Registro de actividades en ausencia

Todo ello y muchas más opciones a un solo golpe de click y en una sola aplicación informática que te permitirá poseer una herramienta que te hará dueño total de tu trabajo, te facilitará la planificación y la ordenación de todos los ámbitos de tu especialidad y te ayudará a, una vez que lo domines, a reducir el trabajo, optimizar tu tiempo y gestionar desde un solo icono toda la documentación que requieras para quien te la demande.

Cidd en sus 2 versiones: impresa o digital.

El gran desarrollo que han alcanzado a día de hoy las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación hacen que el trabajo en formato papel vaya quedándose apartado, obsoleto e incluso en ocasiones desfasado.

El cuaderno del profesor tiene que ser versátil, útil y práctico pero también adaptado a las nuevas necesidades que la realidad educativa y social impone. De esta manera, el futuro a corto plazo sino ya el presente propiamente dicho, exigen que el docente esté plenamente actualizado con versiones para PC o Tablet de su cuaderno de trabajo lo que le permitirá tener un acceso a la información mucho más rápido, disponer de opciones de autosuma, de autocompletado e incluso de autopromedio que le facilitarán notablemente acciones como la obtención de notas medias, el cálculo total de faltas de asistencia o el acceso a información rápida y necesaria como notas medias de otras evaluaciones e incluso materias.

La gran ventaja de un cuaderno digital es que te permite tener al simple alcance de un click una amplia gama de posibilidades que puedan facilitarte el trabajo y que además te permitirán que una vez que incluyes un dato, una nota o un valor en general, este se multiplique exponencialmente y vaya autocompletándose en un sinfín de casillas más que te harán ir rellenando documentos de gestión y control casi sin darte cuenta. Tu trabajo se simplifica, tú ganas tiempo y al mismo tiempo todos los documentos van quedando perfectamente a punto de manera que nunca dará la sensación de desorden o caos.

CIDD, dentro de la gama de aplicaciones y cuadernos digitales existentes para el docente es una herramienta profesional. En una misma aplicación encontrarás un cuaderno de control y evaluación del alumnado como muchos otros cuadernos, sólo que además podrás disponer de una gran cantidad de documentos entre los que tú elegirás sólo aquellos que te interesen, te convengan o mejor se adapten a tu manera de trabajar, dejando los otros preparados para aquellas ocasión en la que los puedas necesitar.
Pero dentro de la profesión siempre encontramos a compañeros/as más reacios al formato digital. Renuentes a las nuevas tecnologías, nostálgicos de tiempos y formas de trabajar pasadas o simplemente profesionales a los que les gusta utilizar el bolígrafo; componen un nutrido grupo de docentes a los que un problema informático jamás les supondrá una pérdida de información o a los que podrás observar al final de la evaluación con la calculadora en mano obteniendo medias de manera compulsiva mientras revuelven en sus carpetas para localizar todos los documentos que necesitan.

Este último grupo, cada día menor, forma también un colectivo al que también conviene ayudar. Quizá hayan sido hasta ahora, los grandes olvidados de los cuadernos en formato digital y siempre tenían que recurrir al tradicional cuaderno elaborado artesanalmente a comienzos de curso generalmente resultante de numerosos años de uso o en otras ocasiones producto de un corta y pega desesperado y poco apropiado.

Para todos ellos CIDD también puede ser útil. Este cuaderno digital en su versión impresa te permitirá también tener acceso a la aplicación e imprimir todos aquellos documentos que necesites y que consideres necesarios para tu trabajo, ordenando y completando de manera manual. Visto de este modo, CIDD puede ayudarte como un banco de recursos para el docente con material imprimible, adaptado a un orden lógico y ofreciéndote la posibilidad de que selecciones lo que sí y lo que no te puede interesar en tu día a día, dándote la posibilidad además de rectificar e imprimir cualquier otro documento en el momento en el que lo necesites. Te ayudará a homogeneizar tus cuadernos, dotarles de un orden lógico y ordenado, te ayudará a trabajar con un formato equilibrado y además obtendrás un óptimo rendimiento en su elaboración y uso.

La tercera opción es obvia y quizá además la más utilizada. Como es lógico hay ocasiones en las que el docente necesita tener un material impreso pero muchas otras en las que sólo el formato digital le sirve. Aprovéchate de esta opción. Con CIDD serás tú el que elijas qué parte imprimir y que parte organizar como cuaderno digital. No te preocupes si pasado un tiempo quieres modificar algo o te apetece incorporar a tu cuaderno alguna ficha que antes no tenías o que habías usado hasta ahora en formato papel. Selecciónala en la aplicación, incorpórala al cuaderno y comienza a trabajar con ella. Así de sencillo y así de práctico. Usa CIDD y aprovéchate de sus múltiples opciones tanto en forma digital como en su versión impresa.

Versatilidad del proyecto. Adaptación a diferentes conceptos educativos.

Un sistema educativo evolucionado y moderno necesita de una homogeneización de elementos y una gran coordinación en la información y los datos del profesorado, de los centros y muy especialmente del alumnado.

En muchas ocasiones, en el ámbito docente nos encontramos con problemas elementales. Pero al mismo tiempo complicados de resolver; uno de ellos probablemente sea el intercambio de información sobre alumnos y sus circunstancias concretas. Es evidente que el expediente del alumno está siempre dispuesto y archivado para todos aquellos que quieran tener acceso a él, pero bajo nuestro punto de vista, este presenta ciertos problemas.

En primer lugar el hecho de tener que desplazarse físicamente hasta los archivos (no nos engañemos, la inmensa mayoría de ellos en todos los centros, siguen encontrándose en papel) implica una considerable pérdida de tiempo y no digamos si al proceder a la búsqueda no aparece la carpeta correspondiente, la está usando otro compañero o ha sido extraviada. Es un problema básico que sería sencillamente resuelto a través de un procedimiento informático o una aplicación como CIDD que nos permitiría disponer de todos esos datos en red de manera rápida, sencilla y sin riesgo de perder la información. Incluso sería posible descargarse los datos y expedientes necesarios y editar la información que nos fuese útil como docentes.

Otro problema fundamental es que los expedientes de los alumnos suelen estar compuestos por numerosos folios, con diferentes formatos, correspondientes a diferentes letras (muchos de ellos, no nos engañemos siguen siendo plantillas que se rellenan a mano) y con documentación que en ocasiones no es la que queremos o la que necesitamos porque en la mayoría de las ocasiones suelen presentar información insuficiente, por ejemplo de exámenes parciales, entrega de trabajos, evolución en las competencias, circunstancias personales detalladas… Se trata por lo tanto, de otro problema que tendría una fácil solución recurriendo a una aplicación como CIDD ya que en ese caso, cada ficha del cuaderno que el docente va rellenando se va convirtiendo en una ficha almacenable, archivable y disponible para otros compañeros. Conseguiríamos así tener un gran archivo disponible tanto para la administración del centro como para uso de los docentes que tendrían así una gran información sobre alumnos y familias disponibles para su trabajo. De esta manera el trabajo que el docente realiza durante un curso académico no sería un trabajo perdido o que sólo serviría para ese curso sin más, sino que esa información quedaría almacenada y lo que es más importante, disponible para el resto de compañeros tanto de ese año como de los futuros, lo que sin duda constituiría una base de información muy útil para la práctica docente.

En otro nivel, si un alumno se traslada de un centro a otro este, como es lógico reclamará su expediente para proceder a su traslado. De nuevo nos encontramos con que en ese informe-expediente contendrá una información sesgada del alumno. Probablemente sea la información que los servicios de gestión del nuevo centro necesitarán pero es una tremenda pena que toda la información que los docentes han ido recopilando sobre ese alumno durante uno o más cursos se pierda o deje de poder ser útil por no existir una plataforma que pueda contener todo este tipo de información.

En muchas ocasiones, especialmente cuando tratamos con alumnos brillantes, la información no es tan necesaria o quizá no se eche tanto de menos. Sin embargo, un alto porcentaje de alumnos suele presentar problemas de diversa índole tanto a nivel personal, familiar, patológico y por su puesto académico; es más, la mayoría de los alumnos acusan problemas en ciertas materias y sin embargo en otras no. Con un simple expediente tendríamos acceso a una sola nota, escueta y poco clarificadora. Sin embargo con una aplicación como CIDD llevada a su máximo uso, potenciado la relación intercentros, podríamos obtener en cualquier parte del país información pormenorizada de cualquier alumno desde la etapa de infantil y primaria hasta la de secundaria, conociendo al detalle notas de clase, adquisición de competencias, problemas estacionales o crónicos, faltas de asistencia, problemas familiares por fechas o etapas y por supuesto acceso a notas parciales, globales y definitivas en cada área o materia.

Puede tratarse quizá de un proyecto utópico pero hay que pensar que si ya existen plataformas educativas que nos permiten, generalmente por Comunidades Autónomas, tener acceso a la gestión del alumnado en los aspectos prioritarios como notas, faltas de asistencia o contacto con familias; quizá un buen complemento a ellas sea una aplicación como esta que nos ayudaría a disponer de una mayor información y nos facilitaría el trabajo como docentes, redundando en última instancia sin duda en la mejora de los resultados académicos del alumnado.

Límites de Cidd. Lo que no hará por ti.

Como cualquier otra herramienta CIDD no es más que un instrumento con el que facilitar y optimizar nuestro trabajo como docentes. No es una barita mágica ni desde luego impedirá que tengas que desarrollar numerosas funciones o trabajos que hasta ahora hacías. Es simplemente una herramienta más a la que desde luego podrás sacar un estupendo rendimiento.

Se trata de un instrumento pensado para ahorrar tiempo, para evitar improvisaciones y desde luego para generar tranquilidad en aquellos docentes que decidan utilizarlo pues jamás volverán a sentir esa sensación de improvisación o duda ante la gestión burocrática de su labor.

Pero habrá muchas acciones que CIDD no te evitará: no te generará exámenes pues no es un generador de evaluación ni desde luego te los corregirá. Para eso existen bancos de actividades y páginas web, aunque desde luego como docente seguramente ya habrás comprobado que ningún examen que no haya sido expresamente elaborado por ti te será de mucha utilidad. CIDD tampoco elaborará informes por si sólo a partir de una simple nota, el docente debe ir completándolo con los datos de la observación directa y diaria en clase aunque si es cierto que muchos datos sólo deberán ser incluidos en una ocasión y automáticamente otras casillas interconectadas se irán autocompletando. Pero en esto, tu labor diaria será fundamental de manera que no se trata de automatizar el proceso de enseñanza-aprendizaje sino de facilitarlo desarrollando patrones y formularios homólogos que, una vez familiarizado con ellos, te permitirán trabajar de una manera muy cómoda y rápida.

CIDD es un cuaderno con infinitas configuraciones. Tú como docente puedes adaptar el cuaderno a las necesidades y a tu manera de trabajar por lo que no sería práctico ni adecuado elaborar un cuaderno y que todos los maestros o profesores se adecúen a él. En ese sentido te obligará a comienzos de curso a seleccionar las fichas y formularios que deseas y necesitas, los que utilizarás en formato digital o en papel y el orden en el que tú mismo quieres organizar todo el cuaderno. El primer año será quizá el más trabajoso, pero una vez te adaptes y sepas lo que quieres, CIDD se convertirá en una gran herramienta para ti.

Es, en definitiva, un cuaderno digital con acceso a fichas imprimibles que hará que el docente amante del orden pueda serlo aún más; mientras que el docente más desorganizado y poco dado al orden, conseguirá quizá por vez primera ir teniendo la sensación de que su trabajo está administrado, organizado y bien gestionado al margen de que su actividad didáctica y pedagógica sea desde luego profesional.

2. EL CUADERNO DEL DOCENTE: IMPORTANCIA EN EL CONTEXTO EDUCATIVO ACTUAL.

Un sistema educativo burocratizado.

Una de las características esenciales de nuestro sistema educativo actual es su alto nivel de burocratización. En comparación con otros sistemas educativos europeos y mundiales, en España se exige al docente una mayor carga de trabajo, no el campo propiamente didáctico o pedagógico, sino mucho más relacionado con el factor administrativo.

Esta circunstancia, con la que los docentes convivimos a diario y a la que estamos totalmente habituados no es quizá la más idónea para alcanzar los más óptimos beneficios y resultados académicos. El docente se especializa a lo largo de sus estudios y de su proceso de formación, en aspectos relacionados con su especialidad, y es en este aspecto en el que se encuentra más cómodo en el día a día. Sin embargo hay muchos aspectos relacionados con la gestión y la administración del grupo-clase que son atribuidos también al docente y con los que este no se encuentra tan cómodo. En la mayoría de los casos esta circunstancia no viene derivada de que exija un mayor trabajo o un mayor nivel de administración, sino por el hecho de que el docente puede sentir que resta esfuerzo y capacidad en la labor que él considera más directamente relacionada con el campo didáctico.

En este sentido una amplia mayoría de los docentes sienten la necesidad de descargarse en la medida de lo posible de trabajos burocráticos, dedicarles el mínimo esfuerzo y trabajo imprescindible y centrarse mucho más en su labor didáctica (preparando clases, preparando pruebas y exámenes, diseñando actividades adaptadas al grupo y nivel, potenciando las capacidades de cada alumno…

Pero el aspecto burocrático está ahí, existe y no podemos hacerlo desaparecer. Quiere decir, que nosotros como docentes podemos repartir nuestro tiempo, trabajo y esfuerzo de la manera que consideremos oportuna pero ambos campos han de estar suficientemente cubiertos. Es decir, el docente nunca podrá alegar ante un alumno, padre o administración que ha dejado descuidado el control de faltas de asistencia porque tenía que prepararse las clases. O que no ha elaborado la parte burocrática de un PTI y sólo ha diseñado las actividades a realizar porque no tenía suficiente tiempo.

De igual manera si el docente no lleva correctamente diseñada y elaborada su programación de aula, su diario de trabajo, el informe de una actividad extraescolar, no ha tomado nota y dejado constancia por escrito de reuniones en el centro o con padres o incluso no tiene convenientemente anotado en su cuaderno todas y cada una de las variables sobre la evaluación del alumnado y el desarrollo de sus competencias; nunca podrá justificarse indicando que “no llega a todo”, “que es demasiado volumen de trabajo” o “que no puede descuidar sus clases por dedicarse a cuestiones secundarias”…

En este sentido. No se trata de temas secundarios, intrascendentes o menores, sino de aspectos obligatorios en el trabajo de cualquier docente. Estas cuestiones burocráticas, incómodas y poco atractivas para el docente son exigibles ante cualquier reclamación, ante el menor problema y por supuesto ante cualquier mínimo control del ámbito que sea.

Es por esto que CIDD puede ayudarte mucho como docente a cubrir este vértice en tu trabajo. El equipo que desarrolla este proyecto ha decidido abordar estos aspectos e intentar darles una solución definitiva, sentando una base para desarrollos posteriores, adaptados y mejorados, que ayuden al docente a manejar este campo con una mayor tranquilidad y seguridad.

La documentación que ningún docente debe perder de vista. Control exhaustivo del alumnado.

En la línea de lo mencionado anteriormente, hemos de resaltar que existe una documentación que, sin estar en muchas ocasiones convenientemente recogida en ninguna normativa oficial, todo docente sabe que debe tener eficazmente a punto y que ante cualquier problema o reclamación.

Por hacer una pequeña enumeración podríamos resaltar principalmente:

  • FICHA PERSONAL DEL ALUMNO: Absolutamente imprescindible. Cada profesor debe tener una ficha de control correspondiente a cada alumno. En ella debe registrar además de sus datos personales básicos, las peculiaridades del alumno, posibles problemas familiares o patológicos, características sobre su evolución en el centro, asignaturas pendientes, etc. Mucha de esta información se recoge un su ficha de expediente pero desde este proyecto se intenta que mucha de esta información pase a estar dominada desde el principio de curso y disponible de manera sencilla y rápida para cada docente.
  • PROGRAMACIÓN UNIDADES DIDÁCTICAS: Se trata de un documento esencial. Además de la programación didáctica de la materia, elaborada por el departamento, el siguiente nivel de concreción curricular exige adaptar esa programación a las peculiaridades de cada grupo-clase. Es por ello, que cada docente debe preparar y adaptar esa programación con objetivos, contenidos, competencias, criterios de evaluación y actividades (entre otros aspectos) para cada unidad didáctica que va a desarrollar. Es muy frecuente en el mundo docente centrarse sólo en la preparación de actividades, temario y exámenes pero no en la elaboración completa de este tipo de documentos. Es bueno que el docente tenga este campo cubierto y de a cada una de las unidades que prepara una cobertura legal que de sentido curricular y ofrezca seguridad y tranquilidad.
  • DIARIO: Deja constancia clara y precisa de tu actividad diaria para que alumnos, padres o administración puedan saber en cada momento, caso de ser necesario, como es tu trabajo diario, cómo planificas, como organizas y como gestionas tu día a día. Además, una vez elaborado durante un curso sólo tendrás que copiar y pegar y hacer las modificaciones precisas. Es una buena herramienta sencilla y útil para que tu trabajo quede más que expresamente constatado.
  • PROGRAMACIÓN SEMANAL: En la misma línea que en el caso anterior el docente debe hacer un esfuerzo por planificar a la perfección todo su trabajo con la antelación suficiente. El plazo semanal se antoja idóneo pues permite eliminar el azar y la sensación de falta de planificación sin despegarse nunca de la realidad a la que se avanza y con la posibilidad de rápidas y eficaces rectificaciones.
  • REGISTRO DE EVALUACIÓN: Una forma útil, rápida y sencilla de tener acceso a los resultados finales de todos los alumnos en cada evaluación o bloque de contenidos. Se acabó buscar desesperadamente la nota de un alumno en determinada evaluación y materia. Con esta ficha en tu CIDD lleva un control minucioso y eficaz de los resultados de todos tus grupos. Además, con la utilidad de autocompletado no tendrás ni que preocuparte por rellenarlo, introduce la nota de cada evaluación en el cuaderno general y ella sola acabará apareciendo en esta ficha resumen.
  • BOLETÍN DE NOTAS: Una buena opción más para entregar información extra a los padres. El boletín de notas suele ser en la mayoría de los centros un esquema básico, escueto y de poca información. Con esta ficha en tu CIDD podrás ofertar a los padres o tutores legales de tus alumnos una mayor información, que en la mayoría de los casos será sin lugar a dudas muy útil.
  • CONTROL REFUERZOS: Especialmente en educación infantil y primaria el docente tiene que realizar actividades y horas de refuerzo con alumnos que así lo necesiten. Suele tratarse de alumnos con ciertas dificultades por lo que llevar un estricto control de las tareas, actividades y acciones llevadas a cabo con ellos es, si cabe, mucho más esencial.
  • EVALUACIÓN COMPETENCIAS BÁSICAS: Se trata de la gran innovación en los últimos años de nuestro sistema educativo en todos los niveles. Estas competencias dependen en gran medida de la observación diaria del docente y su correcto y adecuado control es fundamental. Una ficha como la que te ofrece CIDD solventará este control y te ayudará a gestionar este elemento con eficacia. A un solo golpe de vista controla la situación de tus alumnos en cada una de estas competencias.
  • HÁBITOS DE ESTUDIO Y TRABAJO: Una plantilla especialmente útil para infantil y primaria pues te permitirá controlar de manera explícita el trabajo y los hábitos de cada uno de tus alumnos para que luego evaluarles sea más fácil. Puede utilizarse combinada con el cuaderno de anotaciones generales o por separado. Inclúyela en CIDD o no según sea tu forma de trabajar. Y si eres de secundaria, también puede ser útil especialmente para las etapas más iniciales de la ESO.
  • ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES: Un tema quizá incómodo en educación, las actividades que salen de la normalidad del aula siempre suelen provocar inseguridad y desazón pues pueden acarrear imprevistos e inconvenientes en muchas ocasiones desagradables. Planifica bien tu actividad con una ficha como la que te ofrece CIDD y evita imprevistos. Aun así, si estos ocurren nadie podrá culparte de falta de planificación o de dejadez pues existirá un registro claro y expreso de los objetivos y la planificación de la actividad. Además de ello, deja archivadas todas tus actividades extraescolares por si otro compañero puede aprovecharse de su organización.
  • APUNTES REUNIONES FAMILIAS: Quizá uno de los elementos más espinosos en nuestro trabajo sean las reuniones con los padres. Cuando los alumnos son brillantes se trata de reuniones agradables y que no suelen presentar mayores dificultades. Sin embargo cuando los alumnos presentan problemas de comportamiento, deficiencias en la materia o cualquier otro tipo de dificultad suelen ser, en ocasiones, reuniones más ásperas y en las que se tienen que tomar decisiones, a menudo desagradables que tanto el docente como los padres deben conocer de manera expresa y de las que deben quedar constancia de cara al futuro. Con una ficha como la que propone CIDD puedes llevar un control de todas estas reuniones. Archívalo junto con tus otros documentos de la aplicación por escrito o en formato digital y tendrás acceso a ello en cualquier momento con rapidez y eficacia.
  • PTI: Los Planes de Trabajo Individual se configuran como una herramienta esencial en el actual sistema educativo. El docente se ve obligado a realizar estas adaptaciones ante numerosas circunstancias. Han venido a profundizar aún más en el nivel de concreción curricular pero también a generar más trabajo para el colectivo docente. En muchas ocasiones no existe un modelo explícito para configurarlo y el docente se ve obligado a diseñarlos desde la profesionalidad pero quizá sin un orden preciso, lo que puede acabar provocando inseguridad. Descarga esta ficha de CIDD y elabora cuantos PTI´s sean necesarios, adáptalos, archívalos y deja constancia de tu trabajo para que otros compañeros puedan beneficiarse de tu trabajo.

Aquí vienen recogidas algunas de las fichas más destacadas que ofrece CIDD. Descárgalas, úsalas y decide si incluirlas o no en tu cuaderno según tus preferencias. Configura tu cuaderno con lo que necesites y no pierdas de vista lo demás, pues quizá algún día puedas necesitarlo.

Evalúa con comodidad.

Una de las fases más importantes dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje es, sin lugar a dudas el proceso de evaluación. Se trata de un proceso complejo, difícil y poco agradecido en el que el docente tiene que traducir a una nota numérica el resultado de su observación directa durante todo un trimestre.

Para llegar a esta nota final, el docente ha debido tomar constancia de un enorme número de ítems que deben servir para reducir al máximo la subjetividad y potenciar al máximo la justicia dentro de una labor que es de por sí, subjetiva. El concepto de evaluación continua exige un alto nivel de gestión de estos ítems, un control diario y un arduo trabajo de gestión para afinar al máximo esta labor. Todo ello debe quedar enmarcado, en la mayoría de los casos, dentro de la figura esencial en el apartado de la evaluación, los exámenes, de los que es absolutamente prioritario llevar un escrupuloso control numérico en nuestro cuaderno para luego desarrollar el promedio con la ponderación necesaria en la que se incluirán también actividades, actitudes, valores y comportamiento.
La introducción de las Competencias Básicas ha venido a complicar aún más este proceso, pues ha hecho que el docente tenga que controlar una serie de nuevos elementos, que ya anteriormente se tenían en cuenta de manera implícita, pero que se han puesto ahora de manifiesto de una manera explícita. Este hecho ha conducido a una mayor complejidad en el proceso de evaluación y ha hecho que tener un control total de esta labor sea, si cabe más compleja.

CIDD puede ofrecerte una ficha de control y registro de estas competencias que puede ayudarte a simplificar este proceso y al mismo tiempo generarte la tranquilidad necesaria como profesional asegurándote que el control de este aspecto tan novedoso, delicado y, en ocasiones tan difícil de objetivar, queda suficientemente cubierto.

Alumnos con necesidades especiales: información y control.

La gran diversidad de alumnos es hoy uno de los mayores retos de cualquier sistema educativo. A partir de lo que se ha dado en denominar “Atención a la diversidad” se ha puesto de manifiesto la gran realidad que provoca el hecho de que cada alumno es un mundo completamente diferente y lo que es más importante, con unas capacidades, dificultades, situaciones personales y necesidades afectivas muy concretas.

El verdadero reto del docente consiste en saber detectar cada una de esas carencias y elaborar un plan que contemple la actuación que mayor se adecúe a las necesidades de cada alumno.

Y en este sentido, una parte esencial de ese trabajo de detección pasa por anotar de manera precisa y constante todas aquellas indicaciones que se consideren oportunas y que puedan ayudarnos como docentes a obtener pistas sobre los problemas concretos de cada alumno y a partir de ahí plantear estrategias para su resolución.

Para realizar este trabajo es necesario manejar una enorme cantidad de información y esta ha de ser gestionada de una manera eficaz y rápida para optimizar los resultados y hacer que el esfuerzo del docente sea proporcional a la necesidad a abordar.

En muchas ocasiones el docente no encuentra la manera de gestionar toda esa información y puede perderse o no equilibrar lo suficiente los diferentes aspectos a valorar. Se trata de una tarea ardua y a menudo poco gratificante pues por mucho que el docente pueda esforzarse en detectar estas necesidades y contemplar su solución, no siempre esta es conseguida.
Para facilitar esta labor, CIDD te propone una ficha para este tratamiento de la diversidad que te ayudará a condensar los datos más significativos y prioritarios de cada alumno. De un simple golpe de vista y de una forma rápida y muy intuitiva podrás ir anotando todas aquellas realidades que afecten al alumno y revisarlas tantas veces quieras. Se trata de un modelo elaborado de Plan de Trabajo Individual que te ayudará como docente a reducir la incertidumbre, a optimizar tu trabajo de adaptación y te permitirá gestionar la diversidad de una manera mucho más cómoda.

En su versión digital permitirá además generar un enorme banco de datos que, bien gestionado, se convertirá en una herramienta muy útil para todo el centro y para el resto de docentes que, en ese mismo curso escolar o en posteriores se servirán de esa información adaptándola o complementándola de una manera rápida y eficaz para que elaborar estos planes individuales no se convierta en una tarea lenta y tediosa.

3. CIDD COMO PROYECTO ABIERTO.

Del docente individual al uso compartido en un centro.

El equipo que ha elaborado este proyecto ha partido de una premisa básica pero quizá poco extendida a día de hoy en la educación: ¿Por qué el trabajo que elabora un docente y que recoge paciente y eficazmente en su cuaderno no puede estar a disposición del resto de docentes del mismo centro o de cualquier otro que pudiese necesitarlo?

Es obvio que puede, incluso debe, existir una parte de confidencialidad en este material pues es personal y posee una importante carga de subjetividad que parte del maestro o del profesor. Pero, al margen de esta parte, que podríamos llamarle más confidencial, el resto de las anotaciones, ideas, sensaciones… que el docente puede recoger en su cuaderno, podrían resultar tremendamente útiles en un futuro a corto-medio plazo para el resto de sus compañeros tanto dentro de la misma materia, en relación al mismo centro educativo y, más especialmente si tuviese que producirse algún traslado de expediente. Esta información sería tremendamente valiosa para docentes que llegan por vez primera a un centro o para alumnos que por determinadas circunstancias tienen que cambiar su lugar de residencia y por lo tanto su centro de estudios.

Un material recogido, clasificado y elaborado por profesionales no debería quedarse archivado en un cajón sin más, no debería ser algo utilizable sólo para un curso y luego pasar a formar parte del archivo personal de cada docente. Bien hecho, y con una base de homogeneidad, toda esta información podría resultar de vital importancia y lo que es aún mejor, contribuiría a reducir mucho el trabajo del docente y a su vez este, podría acceder de manera más rápida y eficaz a la información sensible (a nivel personal y académica de cada alumno).

CIDD como aplicación permite que este control, trabajado a nivel de centro o centros sirva para intercambiar esta información y revolucionar el mundo de la docencia, facilitando el acceso a la información y optimizando tanto la recogida de datos como el desarrollo de elementos esenciales de control del alumnado.

CIDD como complemento a los actuales sistemas de gestión del alumnado en la administración.

En el actual sistema educativo existen diferentes sistemas de gestión del alumnado que se configuran como excepcionales herramientas para el desarrollo de toda la labor administrativa y de gestión y que han venido a facilitar en gran medida la labor del docente. Se trata de programas que permiten llevar un control de las faltas de asistencia en tiempo real, incluso comunicarlas a los padres o tutores legales en el preciso momento en que se producen; permiten acceder a todos los datos relativos a la matriculación, grupos configurados y elementos de evaluación y ante todo permiten establecer una comunicación fluida entre docente y padres de manera que, prácticamente a diario, la familia puede tener constancia de todos aquellos aspectos más importantes sobre la evolución del alumno y el docente puede, a su vez, recibir información relevante por parte de los padres del alumno.

Pero aun siendo sistemas y plataformas muy útiles, tienen sus limitaciones y como es obvio podrían ser manifiestamente mejorables. El problema fundamental es que de nuevo nos encontramos con la falta de información académica y pedagógica sobre alumnos y alumnas además de una total ausencia de datos sobre problemas familiares, personales, patológicos o cualquier otro que pudiese resultar relevante para cualquier docente.

Es obvio que parte de esta información se encuentra en los expedientes particulares de cada alumno, no toda, pero si en parte. De manera que como insistíamos en apartados anteriores la realidad nos impone varias limitaciones. Por un lado la realidad del expediente (hecho en papel con la dificultad de consulta, gestión, envío y modificación) y por otro la escasez de información relevante que en la mayoría de las ocasiones suele tener.
Por todo ello, una herramienta como CIDD podría configurarse como un complemento perfecto a los sistemas actuales de gestión del alumnado ya que estos por un lado continuarían siendo utilizados para la labor que actualmente desempeñan de comunicación docente-padres, gestión de faltas de asistencia y gestión de la evaluación prioritariamente y por otro lado esta nueva aplicación basada en este completo cuaderno del profesor contribuiría a acelerar y facilitar el acceso a la información sobre alumnos dentro de cualquier sistema educativo tanto a nivel autonómico como nacional. De esta manera, acceder a los datos sobre diferentes materias que los profesores hayan ido anotando, dificultades y facilidades de cada alumno en cada materia, adquisición de competencias y destrezas, evolución de cada materia por trimestres e incluso por cursos analizadas prácticamente día a día e incluso poder conocer de primera mano cómo cualquier problema personal, familiar o patológico ha podido afectar a su rendimiento en un momento determinado y lo que es más importante, tener ese historial para poder detectar cualquier problema, en muchas ocasiones, incluso antes de que este se produzca.

Plataforma futura de intercambio de documentación entre docentes.

En una sociedad en la que todo está globalizado y digitalizado y en la que cada vez el papel se va viendo relegado más por los medios informáticos va careciendo de escaso sentido seguir acumulando expedientes e historiales manuscritos en los centros educativos.

La rapidez, la comodidad de acceso y la ausencia de horarios o limitaciones más que las obviamente impuestas por el hecho de ser o no docente y el tener las claves y contraseñas que te permitan acceder a ella, son claves para el futuro.

El docente se ve obligado en la amplia mayoría de los casos a trabajar desde casa y en muchas ocasiones, muy especialmente al comienzo de curso o cuando el docente es nuevo en un centro necesitaría tener acceso a datos, información sobre capacidades, situaciones personales de un alumno/a o un pequeño análisis sobre la trayectoria personal de este ya que de ello depende en muchas ocasiones la organización de unidades didácticas, actividades, exámenes, adaptaciones o cualquier otro elemento importante para la configuración y la preparación de sus clases.

Por todo ello, y quizá no muy lejos de la utopía, CIDD apuesta por el futuro digital aplicado a los cuadernos docentes. Cuadernos que vayan en una línea que permitan que la valiosa información que ya haya recopilado un docente no se pierda, pase a configurar una inmensa base de datos, obviamente de consulta restringida únicamente para profesionales de la docencia y que todo aquello que pueda resultar a otro no se pierda, se destruya o simplemente se acumule. El docente no anota en su cuaderno nada secreto, irrevelable o privativo; anota información válida, útil y a buen seguro muy aprovechable por el resto de la comunidad educativa. Y ¿por qué no hacer uso de ella? El futuro para todos los docentes es el CIDD y hacia ahí dirigimos nuestros esfuerzos.

 

Anuncios
  1. gracias por las herramientas de trabajo para el docente que anhela servir como un verdadero maestro. Felicitaciones y muchas bendiciones para el Equipo de Trabajo.

    • Hola!

      Gracias a todos los que nos felicitáis. Espero que sigan divulgá dolo hasta que alguien nos ayude a desarrollarlo como programa informático para ordenador y tablet. Y nos podamos beneficiar todos los docentes.

      Atentamente, José María

  2. Mary Luz Collante

    Felicitaciones para todo el Equipo de trabajo y GRACIAS, de seguro son excelentes herramientas para mejoramiento de nuestro servicio docente, Dios continúe bendiciendoles…Mary Luz Collante.

  3. FELICITACIONES !!!SE NOTA LA PASIÓN QUE TIENEN POR EL TRABAJO DOCENTE !
    ADELANTE !!!

  4. ¡¡ENHORABUENA!! Un trabajo laborioso, coordinado y espectacular. Gracias por la ayuda aportada. Saludos desde Huelva.

    • Hola, buenas tardes!

      Espero que lo difunda entre la comunidad educativa, porque el fin de este blog no es otro que nos escuchen en la administración, y se pueda desarrollar nuestra idea, que es la de crear un cuaderno basado en nuestras plantillas, tanto en formato para tablet como para ordenador. De este modo, nos podríamos beneficiar todos.

      En breves momentos podrá ver y descargar los modelos de Secundaria que estoy subiendo.

      Atentamente, José María

  5. Un preguntita… ¿hay alguna manera de quitar el pie de página del cuaderno en Excel? Cuando intento organizar mi calendario, por ejemplo, salta de una página a otra debido al pie y se descuadra. Lo intento por activa y por pasiva y nada. Imagino que es debido a la configuración. ¿Podéis ayudarme? Gracias y saludos desde Huelva de nuevo.

    • Hola, buenas tardes!

      Los pie de página no se pueden quitar, ya que vienen con el programa, ajeno a nosotros. A mi no me pasa, pero intenta bajarte la otra versión 97-03 por si tu excel es más antiguo.

      Atentamente, José María.

      Si no lo consigues mándame al archivo con lo que has hecho y lo que quieres.

    • Hola de nuevo!

      Reenvíame el archivo que no lo he podido abrir.

      Atentamente, José María.

      Date: Sat, 30 Aug 2014 18:57:54 +0200 Subject: RE: [CIDD] Comentario: “¿QUÉ ES CIDD?”

  6. ¡Por supuesto que lo difundiré!

  7. MUCHAS GRACIAS POR HACERNOS LA VIDA DE TRABAJO MAS FACIL

  8. Muchas gracias por la ayuda que prestan a los docentes… bendiciones….

  9. Antonia Tellez Molina

    Excelente cuaderno q aborda todod los aspectos a registrar necesariamente en nuestra actividad docente. MUCHAS GRACIAS!!!!

    • Hola, buenas tardes!

      Es un orgullo personal que reconozcan el tiempo que hemos dedicado, casi un año en crear las plantillas y dos meses en confeccionar el blog. Espero que lo difunda porque el objetivo es que nos escuchen para que se pueda crear una app o programa informático y nos podamos beneficiar todos los docentes, sean de donde sean, y se pueda traducir a diferentes lenguas.

      Atentamente, José María.

  10. Es una herramienta muy buena para la organización del maestro, mi más sincera enhorabuena y gracias.
    Saludos,
    Alba.

    • Muchas gracias!

      Esperamos que lo difunda entre sus compañeros de trabajo. La fi alidad del blog es darse a conocer hasta que nos ayuden a desarrollarlo como una app o programa informático, y así beneficiarnos todos.

      Atentamente, José María.

  11. GRACIAS EXCELENTE MATERIAL LOS FELICITO. DIOS LOS BENDIGA.

  12. Me parece excelente y una gran ayuda para el DECE …..podríamos realizar mejor el acompañamiento y seguimiento con ayuda de dicentes..muchas gracias

  13. Como he dejado dicho en el foro de orientacion andujar el cuaderno es muy bueno, pero es imposible uno que se adapte al completo a nuestras necesidades. La parte de evaluación a mí la verdad es que como profesor de francés me es poco útil. Hace años empecé mi propia hoja de evaluación en excel que reviso año a año. Esa hoja la comparto regularmente en los foros profesionales y en las plataformas que posibilita el CEP de Córdoba para profesores de idiomas. Naturalmente no la tengo bloqueada y cualquiera puede modificarla o copiar las partes que le interese. Solo confío en que me citen en caso de la que la usen. Echo de menos poder copiar y pegar partes del CIDD que me podrían ser útiles; tendré que entretenerme en irlo configurando manualmente. Por cierto, si alguien está interesado en mi modesto cuaderno, puedo poner aquí un enlace.

    • Hola, buenas tardes!

      El cuaderno que presentamos en EXCEL, sólo es una configuración “Tipo”, ya que las plantillas están pensadas para adaptarlas a cada docente, en función de sus necesidades. No se trata de un cuaderno completo y terminado, sino que cada docente, tal y como explicamos en el “VIDEO TUTORIAL”, puede elaborarse el cuaderno a su filosofía pedagógica, de como debe ser un cuaderno. También indicarle, que el cuaderno no se puede modificar, ni total ni parcialmente, ya que está protegido por la ley de “Propiedad Intelectual”, tal y como aportamos en un apartado.
      Por último, indicarle, que en nuestro caso no se permite en nuestro blog subir plantillas que no hayamos creado nosotros, porque desvirturaría el concepto del mismo, que pertenece a una filosofía de cómo debe ser un cuaderno del docente, realizado y llevado a efecto bajo la experiencia práctica de cada día.

      Atentamente, José María.

  14. LO MEJOR DE LO MEJOR DE LO MEJOR DE LO MEJOR…¿SIGO?
    PUES ESO, MI MÁS ENHORABUENA POR ESTE EXCELENTE TRABAJO QUE ME SIRVE MUCHÍSIMO PARA MI LABOR COMO DOCENTE.
    ES UNA MARAVILLA

    PABLO RODENAS

    (ESTARÍA ENCANTADO DE COLABORAR CON USTEDES)

    • Hola, buenas tardes!

      Muchas gracias por sus alagos, pero esto sólo es el principio porque la meta es conseguir que se desarrolle como un programa informático. Su mejir manera para colaborar es que lo difunda y le llegue a toda la comunidad educativa. Sólo así podremos tener la posibilidad de que le llegue a alguien que nos escuche y crea, igual que usted, que es un buen trabajo.

      Atentamente, José María

  15. Muchas gracias por compartir todos esos documentos tan útiles para nosotros los maestr@s. Su blog ha sido un gran descubrimiento para mi. He compartido algunos enlaces en mi blog (https://chariescalante.wordpress.com/), espero no le moleste.
    Saludos!

    • Hola, buenos dias!

      No nos molesta que publique nuestro enlace, pero para otras ocasiones, es conveniente consultar previamente con los autores, independientemente si somos nosotros u otros autores de otras páginas. Lo más importante a tener en cuenta, es que no se suban plantillas nuestras a otras páginas, y se apropien de ellas como suyas propias, porque vulneraría el trabajo de los autores.

      Atentamente, José María.

  16. Henry Hernández T

    Excelente el material, Dios los bendiga y les permita seguir aportando a la educación como lo viene haciendo.

  17. Disculpen como hago para obtener el CIDD? GRACIAS Y DISCULPEN

    • Hola, buenas noches! Para ello tiene que ir a la pestaña “cuadernos en excel”. Acceder al cuaderno de su etapa o especialidad y descargarlo. Después para configurar su archivo debe visionar el video tutorial adjunto y elegir las plantillas acordes a su criterio.

      Un saludo

  18. Alejandra Cubarle

    gracias, me parece muy interesante. voy a probarlo!

  19. buenas tardes me podrán ayudar a saber si es posible modificar los encabezados ya que hay cosas que no me son utiles y las quisiera cambiar por otros títulos.

  20. arminda romero

    me parece muy interesante y nos brinda una ayuda gracias

  21. hola: estoy probando algunos de los documentos. Tiene muy buen aspecto. Espero que el formato sea apropiado también para tabletas. Muchas gracias.

    • Hola, buenos dias!

      No le puedo ayudar en ese tema. Ojalá y pueda usarlo en la tablet. Nuestro objetivo principal era desarrollar una app para que se pueda usar en tablets, pero el grupo de informáticos en los que depositamos nuestra confianza nos engañaron, y no se pudo llevar a efecto ese objetivo final. Si por nosotros fuera lo haríamos, pero no disponemos de los conocimientos ni del material para poder llevarlo a efecto.

      Atentamente, José María

  22. Beatriz- Venezuela

    Excelente contenido espero utilizarlo y adaptarlos a clase de primaria en Venezuela.

  23. Abel Riquelme Esteche

    Estimado amigo José María: el día 11 de agosto de 2015 he recibido su recomendación para obtener un registro de propiedad intelectual de una plantilla de Excel que he creado para “Gestión de Proyectos” y no me ha quedado claro, cuando usted me dice “Lo primero que debe hacer es esperar a publicarlo en internet, para que no se lo plagien”. Le pregunto, es posible tener una garantía o seguridad de que uno de los que acceden a internet puedan apropiarse de la autoría de esta plantilla? Podría usted extenderse sobre el tema exponiendo las razones por las cuales este trabajo no se plagiaría?

  24. Gracias por compartir todo lo que ustedes saben y para trabajar en pro de los alumnos que tenemos que cada dia nos ponen retos gracias por compartir todo lo que saben bendiones a todo el equipo gracias.

  25. Buen día!
    Que interesante y práctica herramienta- Gracias por compartir y poner a nuestra disposición recursos y herramientas que permiten mejorar cada día.
    Muchos saludos,
    Ericka Aliaga

  26. ELIZABETH HERNANDEZ AVILA

    LOS FELICITO POR EL APOYO QUE NOS DAN COMO DOCENTES, YA QUE ALGUNOS SOMO NEOFITOS CON ESTO DE LOS PROGRAMAS EN COMPUTADORA. GRACIAS POR SU APORTACION.

  27. keyna morales cano

    Interesante, solo que me imagino que se podra adaptar a nivel vde preesolares.Gracias.

    • Hola, buenos días!
      Ese es un tema que nos gustaría tratar. El no desarrollar nada para infantil no es porque no queramos. El motivo es debido a que no trabajamos sobre lo que desconocemos. Propusimos colaboración pero nadie se ha ofrecido.

      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s